Ventresca de Atún en Aceite de Oliva

Conservera: Herpac

Localidad: Barbate (Cádiz)

Ingredientes: Ventresca de Atún yellowfin (Thunnus albacares), sal y aceite

Peso Neto: 525 Grs

Peso Esc: 350 Grs

rating No hay opiniones de momento

14,95€

Herpac ofrece al consumidor Ventresca de Atún en Aceite de Oliva. Seleccionando manualmente las piezas de las mejores especies.

Aplicando en todo el proceso de elaboración y envasado un riguroso control de calidad.

El atún de aleta amarilla, atún claro o rabil (Thunnus albacares) es un tipo de atún que se encuentra en las aguas abiertas de mares tropicales y subtropicales por todo el mundo.

Es un pez epipelágico que habita en los 100 primeros metros de la columna de agua. Su tamaño puede llegar a los 239 cm de longitud y 200 kg de peso

Es un pescado azul rico en proteínas de alta calidad y una rica fuente de ácidos grasos omega-3, minerales y vitaminas.

En relación a sus características organolépticas, este pescado presenta una carne de color suavemente rosado, un buen nivel de grasa que rinde su textura jugosa y un sabor intenso.

La ijada o ventresca de atún es una parte del despiece del atún, ubicada en la parte inferior del pez, en la zona próxima a la cabeza. La denominación ventresca se debe precisamente a la cercanía que posee con respecto a la barriga del pescado.

Las características peculiares de la ventresca que le dan su reputación de exquisitez, son: su proporción de grasa, que le aporta un sabor mucho más intenso, fino y delicado que el resto del pescado, su carne de textura gelatinosa.

Entendemos por ronqueo el tradicional despiece del atún , y la propia palabra ronqueo es el ruido que hace el cuchillo al rozar con el espinazo del pez.

Hay que decir que es un corte manual, que se hace por partes en función del grado de engrasamiento que presenta el músculo y no necesariamente siguiendo planos de piezas musculares diferenciadas, donde se extraen las distintas partes aprovechables del Atún tanto para consumo fresco como para la realización de productos elaborados.

En total se extraen 24 piezas, se aprovecha prácticamente al 100%, por este motivo es conocido como el “cerdo” del mar. Los cortes se hacen según la zonas más o menos grasas, pero eso si, todas ellas sabrosas.

Conservar en lugar fresco y seco. Una vez abierto guardar en frigorífico procurando que el pescado quede siempre cubierto de aceite de oliva para una perfecta conservación.

De esta manera conseguiremos que el pescado no se seque y mantenga todo el sabor y sus propiedades.

También si usted quiere puede sacar de la lata el pescado y conservarlo en otros recipientes ( tupper, tarro de cristal. etc..) siempre manteniendolo en frio y cubierto completamente en aceite de oliva.

Este proceso de conservación es ideal para latas grandes. Aquellas conservas que se tardara varios días en consumirse.

enviar un mensaje

 

Productos relacionados