Palo Cortado Viejísimo Capuchino "Domecq"

Bodega: Domecq

Localidad: Jerez de la Frontera (Cádiz)

Variedad de Uva: 100% Palomino

D.O: Jerez-Xerèz-Sherry

VORS: Más de 30 años de vejez y calidad excepcional

Capacidad: 75 cl       Alc. 20% Vol

rating No hay opiniones de momento

67,00€

Fermentación a temperatura controlada de 25 °C hasta que todo el azúcar se convierte en alcohol bajo un estricto control de temperaturas y con levaduras autóctonas.

Crianza Oxidativa bajo el sistema de Criaderas y Soleras. Su solera se fundó en el año 1790. Es uno de los vinos más antiguos del mundo.

Fase visual: Color caoba brillante.

Fase olfativa: Emanando aromas avellanados, con matices de roble. Tiene la vinosidad y gordura de oloroso y la nariz delicada y punzante del amontillado.

Fase gustativa: Seco, equilibrado, elegante y muy persistente.

Combina de manera sutil y compleja con guisos de pescado, caza y embutidos de calidad.

También puede acompañarse de algunos frutos secos, quesos curados y, en la mesa, de consomés bien concentrados.

Temperatura de servicio: Consumir preferentemente a 15 - 18ºC.

En Jerez, calificación otorgada por el Consejo Regulador para determinadas sacas de vinos de calidad excepcional y una vejez media superior a 30 años.

Correspondientes a "Vinum Optimum Rare Signatum" (Vino Seleccionado como Optimo y Excepcional) y coincidentes igualmente con la frase inglesa "Very Old Rare Sherry".

Tanto las iniciales V.O.S. y V.O.R.S. como la leyenda latina a la que corresponden dichas iniciales, aparecen en la precinta especial con la que el Consejo Regulador distingue a los vinos calificados y que han de ser incorporadas a su etiquetado.

La elaboración del palo cortado es el ejemplo más palpable de la necesidad que tiene el bodeguero jerezano de identificar claramente la auténtica vocación de cada tipo de vino y de actuar en consecuencia.

Se trata de vinos procedentes de mostos extremadamente finos, inicialmente encabezados a 15% vol. e identificados inicialmente con un "palo" o raya oblicua. Al término de la fase de sobretabla, la constatación por parte de los catadores de la existencia de determinadas características muy específicas en algunas de las botas en las que ha mantenido el velo de flor, determinará su clasificación como potenciales palos cortados (lo que se ilustra en las botas con una raya horizontal que corta el "palo" original).

El vino se vuelve a encabezar por encima de los 17% vol. reconduciéndose así hacia un proceso de crianza oxidativa. Sólo el tiempo en las soleras determinará, al cabo de los años, si esas características apuntadas por el vino joven se confirman con el tiempo, dando lugar a un auténtico palo cortado.

enviar un mensaje

 

Productos relacionados