Carlos I Imperial "Pedro Domecq"

Bodega: Pedro Domecq

Lugar: Jerez de la Frontera (Cádiz)

Calidad: Solera Gran Reserva

D.O: Brandy de Jerez 

Vejez: Superior a 15 años  

Capacidad: 70 cl    Alc. 38% Vol

rating No hay opiniones de momento

69,95€

El Brandy Carlos I Imperial se obtiene a partir de holandas de baja graduación tras la destilación especial en alquitaras de vinos seleccionados, sanos y equilibrados.

Destaca en su elaboración el cuidado ensamblaje de las distintas holandas y el añejamiento en botas de roble americano previamente envinadas con vino de Jerez Amontillados y Olorosos siguiendo el tradicional sistema de criaderas y soleras.

Se trata de un brandy de alta intensidad aromática, con notas de madera noble, tabaco, frutos secos e higos que en boca resulta profundo y lleno de matices.

Naturalmente, no podemos dejar de mencionar en este apartado una de las formas más castizas y creativas de disfrutar del brandy de Jerez: el popular “carajillo”, en el que el brandy se mezcla con un buen café solo, ya sea caliente en taza o frío con hielo, para proporcionarnos sensaciones tan deliciosas como sorprendentes.

Los combinados son una de las opciones más populares para el consumo del Brandy de Jerez. Con un refresco de cola, ginger-ale, zumos de fruta o agua tónica. Cualquiera que sea la bebida refrescante favorita, la calidad y la personalidad del brandy proporcionan el contrapunto ideal para, en combinación con hielo, crear los mejores combinados.

Finalmente, el Brandy de Jerez es utilizado también frecuentemente en la cocina: y no sólo para el tradicional flambeado, sino también como ingrediente en recetas de todo tipo, proporcionando a los platos ese componente “mágico” que los eleva a niveles de exquisitez. Brandy con chocolate, Brandy con Queso, etc...

Brandy Champagne

INGREDIENTES

1/4 Brandy de Jerez

3/4 de champán

1 o 2 gotas de angostura

1 cucharada de azúcar

1 trozo de cáscara de limón

PREPARACIÓN

Mezclar el azúcar con la angostura dentro de un vaso. Añadir el Brandy de Jerez y el champán. Remover con una cuchara de cóctel y decorar con la piel de limón.

El brandy es una bebida espirituosa con una graduación alcohólica entre 36 y 45 grados, obtenida a partir de aguardientes y destilados de vino y envejecida en vasijas de roble.

El Brandy de Jerez se diferencia de otros brandies por tener unas características organolépticas propias y singulares, las cuales son el resultado de su tradicional sistema de elaboración, de las características de las vasijas de madera en las que envejece y, naturalmente también, de las propias características climáticas de la zona geográfica donde tiene su origen, el Marco de Jerez.

La importancia de la madera empleada es particularmente importante en el proceso de envejecimiento. El Brandy de Jerez se envejece en barricas de roble americano de 500 litros de capacidad que, previamente, han debido ser envinadas con algunos de los tipos tradicionales de Vino de Jerez (Fino, Amontillado, Oloroso, Pedro Ximénez, etc.): son las famosas “botas” de Jerez.

La obtención de los aguardientes es todo un arte; se realiza en columnas de destilación o bien en alambiques de cobre –denominados alquitaras– separando las llamadas cabezas y colas y escogiendo sólo la fracción central de los aguardientes.

PROCESO DE ELABORACIÓN

Dependiendo de la calidad de los vinos, la destilación se dirige hacia una mayor o menor concentración del etanol y, consecuentemente, a obtener mayor o menor cantidad de otras sustancias volátiles en el destilado resultante. En este sentido, se distinguen los siguientes tipos de aguardientes:

Holandas. Son aguardientes de baja graduación, inferior a 70% vol. y con un contenido en sustancias volátiles de entre 200 y 600 gramos por hectolitro de alcohol puro.

Aguardientes de graduación media (entre 70 y 86% vol.) y con un contenido de sustancias volátiles de entre 130 y 400 gramos por hectolitro de alcohol puro.

Destilados de alta graduación (entre 86 y 94,8% vol.) y con un contenido de sustancias volátiles inferior a 100 gramos por hectolitro de alcohol puro.

EL TIEMPO

También el factor tiempo es fundamental. Sólo el lento paso del tiempo permite a los aguardientes ir adquiriendo sus características genuinas: complejidad, suavidad y finura. Además, la complejidad del sistema de Criaderas y Soleras hace que cualquier Brandy de Jerez, independientemente de su edad promedio, contenga componentes con una vejez muy superior a la que resultaría de un proceso de envejecimiento estático.

En función del tiempo de envejecimiento del Brandy se distinguen los diferentes tipos de Brandy de Jerez:

Brandy de Jerez Solera

Es el mas joven y afrutado, con un envejecimiento promedio mínimo de seis meses y un contenido de componentes volátiles superior a 150 gramos por cada hectolitro de alcohol puro.

Brandy de Jerez Solera Reserva

Con un tiempo de envejecimiento promedio de al menos un año y un contenido total de componentes volátiles de 200 gramos por cada hectolitro de alcohol puro.

Brandy de Jerez Solera Gran Reserva

Es el de mayor tiempo de envejecimiento. Aunque la normativa exige un promedio mínimo de tres años y un contenido total de componentes volátiles de 250 gramos por cada hectolitro de alcohol puro, lo normal es que se excedan sobradamente estos valores.

enviar un mensaje

 

Productos relacionados