Tarantelo de Atún Rojo de Almadraba "Gadira"

Producido por: Productos de Almadraba

Marca: Gadira

Localidad: Barbate (Cádiz)

Ingredientes: Tarantelo de Atún Rojo (Thunnus Thynnus), aceite de oliva y sal.

Peso Neto: 350 Grs

Peso Esc: 150 Grs

rating No hay opiniones de momento

27,50€

Es una de las mejores conservas de Gadira, su sabor y textura hacen del tarantelo de atún de almadraba en aceite de oliva un producto exquisito.

Gadira, es una de las dos marcas de Productos de Almadraba, dedicada al despiece del atún rojo salvaje de almadraba (Thunnus Thynnus).

Además se dedican a la elaboración de conservas, semiconservas y salazones con productos provenientes de las almadrabas, como la melva, bacoreta, bonito, volador, etc..

Expertos artesanos elaboran las mejores recetas del preciado atún rojo salvaje de almadraba, como el tarantelo o ventresca en aceite, y demás especies capturadas en nuestras almadrabas del litoral gaditano, brindando una amplia variedad al cliente.

El tarantelo es una parte noble del atún, una pieza triangular situada junto a la zona baja del estómago y cercano al lomo blanco.

Su característica principal es la de ser una carne de textura jugosa, muy apreciada por su excelente sabor.

THUNNUS THYNNUS

Como su nombre indica tiene una carne rojiza y llega a pesar más de 200 kilos y medir hasta tres metros. Se considera el 'pata negra el mar' por ser de máxima calidad y de total aprovechamiento.

Capturados en las almadrabas del litoral gaditano, es un arte de pesca selectivo, fijo, sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Su captura depende de factores climatológicos como las mareas, los vientos y la limpieza y transparencias de las aguas, llevándose a cabo en los meses de abril y mayo, aprovechando el proceso de migración de estos hacia el Mediterráneo, y coincidiendo en que ofrecen su punto óptimo de calidad para el consumo.

La almadraba (del árabe andalusí almadrába, «lugar donde se golpea o lucha») es una de las técnicas para la captura del atún empleada en Andalucía, la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia y Ceuta aprovechando la migración de atunes Atlántico-Mediterráneo (y vuelta) pesca que ya utilizaron los fenicios en las costas gaditanas y más tarde fue utilizado por los romanos.

Consiste en instalar un laberinto de redes en el paso de los atunes, que normalmente se sitúa cerca de la costa, del Atlántico hacia el Mediterráneo durante los meses de abril a junio

El arte de pesca de Almadraba se mantiene prácticamente igual desde hace más de 3.000 años. Las capturas dependen de la abundancia del recurso y de factores climatológicos como la limpieza, transparencia, temperatura de las aguas, fase lunar, mareas, vientos, etc… sin que se usen sofisticados medios para incrementar artificialmente sus capturas.

Las capturas de las Almadrabas son compatibles con una pesca responsable, el tamaño medio de los atunes que se capturan oscilan entre los 180-200 Kg de peso y una edad media de 14 años, por ello solo se capturan atunes que han sido reproductores con una larga vida, es decir, estos atunes han ido a desovar al Mediterráneo durante muchos años (entre 10 y 15 ) y después de haber ejercitado su labor reproductora. Debido a la época de pesca y al tamaño de las mallas de la red , no se producen capturas por debajo de los 70 Kg.

El sistema asegura que no se produce ningún daño a las grandes poblaciones de cetáceos que habitan estas aguas,al tratarse de un arte completamente abierto.

Entendemos por ronqueo el tradicional despiece del atún , y la propia palabra ronqueo es el ruido que hace el cuchillo al rozar con el espinazo del pez.

Hay que decir que es un corte manual, que se hace por partes en función del grado de engrasamiento que presenta el músculo y no necesariamente siguiendo planos de piezas musculares diferenciadas, donde se extraen las distintas partes aprovechables del Atún tanto para consumo fresco como para la realización de productos elaborados.

En total se extraen 24 piezas, se aprovecha prácticamente al 100%, por este motivo es conocido como el “cerdo” del mar. Los cortes se hacen según la zonas más o menos grasas, pero eso si, todas ellas sabrosas.

Conservar en lugar fresco y seco. Una vez abierto guardar en frigorífico procurando que el pescado quede siempre cubierto de aceite de oliva para una perfecta conservación.

De esta manera conseguiremos que el pescado no se seque y mantenga todo el sabor y sus propiedades.

También si usted quiere puede sacar de la lata el pescado y conservarlo en otros recipientes ( tupper, tarro de cristal. etc..) siempre manteniendolo en frio y cubierto completamente en aceite de oliva.

Este proceso de conservación es ideal para latas grandes. Aquellas conservas que se tardara varios días en consumirse.

enviar un mensaje

 

Productos relacionados